Contraseñas para nuestra/su seguridad en la red

Contraseñas seguras

Contraseñas para nuestra/su seguridad en la red

Las contraseñas dan acceso a servicios de gran importancia que requieren de seguridad. En muchas ocasiones validan la entrada a transacciones monetarias, a través de la banca electrónica, y en otras abren la puerta a nuestra identidad digital, a través del correo electrónico o las redes sociales.

Hoy me ha saltado un aviso de seguridad que me había puesto para el cambio de contraseñas en varias plataformas que utilizo habitualmente. No sé si os pasa lo mismo pero en mi caso, a pesar de tener clara la importancia de tener contraseñas seguras, me cuesta hacer lo que debo para gestionarlas adecuadamente. Pero aunque nos cueste, si no lo hacemos, difícilmente podremos orientar a nuestr@s hij@s sobre el tratamiento que deben hacer de sus contraseñas para no tener sorpresas ni disgustos.  

Así que tras hablar en artículos anteriores de la importancia de la protección de los datos en los menores y de las claves para que mantengan a salvo su privacidad, seguimos con temas de seguridad en la red y hoy nos toca a nosotr@s ponernos las pilas con la creación y la gestión de contraseñas.

¿Cómo deben ser nuestras contraseñas para que sean seguras?

Mujer con un dedo sobre la boca haciendo el gesto de silencio. Sobreimpresionada palabra: "secretas".

Secretas

Esto implica no compartirlas con nadie. A los adultos esto tal vez nos parece algo evidente pero no es tan raro que niños y jóvenes conozcan contraseñas de amig@s o parejas en las que confían pero cuya relación puede cambiar y esas personas accedan a toda su información.  

Contraseñas secretas también conlleva no tenerlas apuntadas en un post it pegado en el ordenador del trabajo o en esa agenda de mano que llevas en el bolso y que sueles perder cada seis meses.

También supone ser un poco creativo con las preguntas de seguridad que nos permiten “recuperar” las contraseñas. Las respuestas a esas preguntas deberían ser igualmente secretas; el nombre de tu perro (al que llamas en tus paseos por el barrio), no es una información que solo tú conozcas.

lapices de colores, cada uno de un color diferente. Sobreimpresionado un atributo de seguridad: "únicas"

Únicas

Es recomendable usar una contraseña distinta para cada uno de los servicios en los que nos demos de alta. Si usamos una misma contraseña para todo comprometeremos la seguridad de nuestros datos en todos los servicios en el caso de que se dé un robo de contraseñas en uno de ellos.

calendario. Sobreimpresionado un atributo de cómo deben ser la contraseñas:"renovadas"

Renovadas

¿Es posible que seas de las personas que conservan la contraseña del correo de Hotmail que creaste en los 90? Seguro que después de tanto tiempo ya le has cogido cariño pero es momento de cambiarla. Nos puede parecer algo tedioso ya que nos damos de alta en muchas plataformas pero es importante que cambiemos con frecuencia nuestras contraseñas.

Además, en el caso de que sospechemos que las contraseñas han sido comprometidas debemos hacerlo de forma inmediata. Y a la hora de crear la nueva contraseña debemos tener en cuenta seguir estas consideraciones y no crear una nueva adaptación predecible de la anterior.

niña con guantes de boxeo. Sobreimpresionado un atributo de cómo deben ser la contraseñas para que sean seguras: "robustas"

Robustas

Una contraseña robusta es la que por su longitud y configuración es difícil de adivinar tanto para alguien que nos conozca mucho como para ciberdelincuentes.

Para que una contraseña sea robusta debe tener:

  • Mayúsculas y minúsculas
  • Números y símbolos
  • Una longitud de al menos 8 caracteres

Cuanto más corta sea la contraseña más fácil y rápido será que los programas de piratas informáticos la descubran. ¿Conoces el riesgo real de tener una contraseña de 4 caracteres y minúsculas o de una combinación variada de 8 caracteres? Observa esta tabla:

Datos de la Oficina de seguridad del Internauta

Debemos evitar que sean predecibles prescindiendo de conceptos cercanos a nuestra persona y sus diferentes combinaciones:

  • Lugares
  • Palabras sencillas
  • Nombres propios
  • Fechas de nacimiento

También son predecibles las contraseñas basadas en datos o gustos propios, como por ejemplo, la fecha de nacimiento o de boda, el nombre de tu cantante favorito o tu número de teléfono.

Trucos o reglas para establecer contraseñas sencillas

Después de lo visto hasta ahora  te preguntarás cómo hacer para crear contraseñas robustas y que recuerdes fácilmente. Parece complicado que puedas memorizarlas sin hacer uso de palabras cercanas o fechas con un significado para ti, pero no es tan difícil; puedes utilizar alguna de estas ideas:

  • Usar reglas nemotécnicas: Elegir la primera o la segunda letra de una frase fácil de recordar. Por ejemplo de un refrán: “El mundo es un pañuelo” – EmE1p – al que podríamos añadir un símbolo o más números – EmE1p&12 -.
  • Establecer patrones: este truco hace más fácil recordar claves que puedes cambiar ligeramente para cada una de las plataformas. Así, tomando el ejemplo anterior, podríamos añadir la letra inicial y/o la final del servicio a usar:
    • Facebook: FEmE1p&12K
    • Twitter: TEmE1p&12R
    • Gmail: GEmE1p&12L
  • Cambiar las vocales por números. Usando una frase sencilla que puedas recordar fácilmente puedes cambiar las vocales por el puesto que ocupan. Por ejemplo: Mi hijo es genial – M3 h3j4 2s g2n31l –

Programas de gestión de contraseñas

Cuando son muchas las contraseñas que se gestionan puede resultar de utilidad usar un servicio de gestión de contraseñas. Se trata de programas que almacenan nuestras contraseñas para que las tengamos accesibles cuando las vayamos a utilizar.

Además de almacenar, suelen permitir generar contraseñas seguras y la recuperación para cada una de las plataformas que hayamos incluido se hace siempre con una única contraseña maestra, y robusta claro, que debes generar.

Todos los navegadores web ya tienen algún tipo de gestor de contraseñas incorporado. Por ejemplo puedes localizar el de Chrome en – Configuración – Mostrar configuración avanzada – Administrar contraseñas. Un gestor de contraseñas que me gusta porque es muy útil e intuitivo es LastPass, gratuito para un solo dispositivo, y con otras funcionalidades que no incluyen los gestores de los navegadores. Aquí te dejo un artículo con una comparativa de gestores de contraseñas por si quieres profundizar más. Si vas a hacer uso de un gestor de contraseñas descárgalo solo de las tiendas oficiales que avalen la seguridad del servicio.  

Como hemos hablado en muchas ocasiones el modelado en la educación de nuestros hijos e hijas es fundamental y en el caso de la educación digital también. Queremos que cuiden su privacidad, que protejan sus datos y que no se sobreexpongan a riesgos y para ello es necesario que mantengamos conversaciones respecto a las precauciones a tomar para la seguridad en la red. Ten en cuenta estas consideraciones respecto a la gestión de tus contraseñas y saca el tema en la familia. Aprovecha la oportunidad que te ofrece ponerte al día con la seguridad de tus contraseñas para saber cómo se protegen ell@s.

No Comments

Post A Comment