Contrato de uso de smartphone

contrato uso smartphone movil

Contrato de uso de smartphone

¿Es conveniente un contrato de uso con nuestros hijos antes de darle su primer smartphone?

No considero imprescindible tener un contrato físico definido en un papel, pero como padres, antes de que os surja el tema de su primer smartphone, seguro ya habéis tenido otras situaciones en las que establecer normas en la vida real os ha resultado útil. Valorad en vuestro caso. Yo considero que dar a nuestros hijos referencias del comportamiento que esperamos de ellos es fundamental para que se marquen sus propios límites y desarrollen el pensamiento consecuencial.

En casa, antes de comprar el móvil a nuestra hija número 1, su padre y yo valoramos plasmar en un documento físico las normas que debían regir la relación que iba a empezar con su aparato móvil, cámara, internet, redes, apps…

Primero hablamos con ella para que nos contara qué esperaba de su móvil, qué beneficios creía que podría tener, si se consideraba preparada… Hicimos un borrador juntos donde quedaron reflejadas cláusulas que aportaba ella y otras que aportábamos nosotros. Considero muy importante que el contrato de uso del smartphone sea un acuerdo en las que las dos partes ganen para que nuestros hijos lo asuman como una transacción justa y no como un conjunto de obligaciones que ellos deben cumplir. “Tú puedes ver videos de youtube pero yo te digo el tipo de videos que no puedes ver”.

Luego concretamos el contenido y se lo dimos para que ella lo pasara a ordenador e imprimiera para la firma cuando ella lo hubiera interiorizado y valorado su conveniencia.

Exponer el contrato desde el amor pero con límites muy claros 

Esta fue nuestra introducción:

Hola cariño, sabemos que te hace ilusión tener por fin un smartphone. Confiamos en ti, así que por eso hemos decidido que puedas usar uno y para que lo hagas adecuadamente debemos firmar un contrato donde queden reflejadas las normas de uso que ya hemos hablado.  

Nos interesa saber lo que vas a hacer con él, nosotros también vivimos en el mundo real y conocemos lo mejor y lo peor, lo guay y lo no guay. Queremos estar tranquilos y protegerte, ayudarte cuando no sepas algo y permitirte disfrutar y aprender, de forma responsable. Eres dueña de un teléfono inteligente con el que puedes hacer muchas cosas. Eres una niña responsable y lista y queremos seguir estando orgullosos de ti, sabiendo que harás con tu móvil lo que harías en la calle. ¿A qué no enseñarías una foto tuya cantando en la ducha a un desconocido? Y no insultarías a un compañero simplemente para reírte, ¿verdad? Y no le llamarías algo feo delante de sus padres… Al aceptar tu móvil, aceptas unas normas de uso y esperamos que entiendas que nuestra misión es educarte y sobre todo cuidarte.

Queremos que uses tu móvil, que descargues juegos y juegues, que hagas videos y dibujos, que guardes fotos o videos, que busques información, que mandes correos electrónicos, que chatees… Pero sabes que hay que usarlo bien, con cabeza. Si no cumples las normas que te damos ahora, no tendremos más remedio que retirarte el móvil.

Te queremos.

Normas generales de uso

Normas básicas generales

Estas son las normas básicas que fuimos desarrollando de acuerdo a la forma que nosotros entendemos debe usar su smartphone, conforme a nuestros valores familiares, pero solo es eso, una muestra, nuestra muestra. Lo ideal es crear estas normas haciendo un ejercicio de reflexión familiar. Un excusa perfecta para parar esta vida tan acelerada que llevamos y conocernos mejor, como personas y como familia. Siempre viene bien, ¿no?

  • El móvil es nuestro, de papá y mío. Nosotros lo hemos comprado. Pagamos cada mes su conexión
  • Tenemos que saber siempre cuáles son tus contraseñas
  • NUNCA ignores nuestros mensajes
  • Por la noche estará apagado y fuera de la habitación
  • El móvil no va al colegio contigo
  • Si sufre algún daño o pérdida, tú serás responsable de lo que cueste arreglarlo o sustituirlo
  • Sé una buena amiga antes que nada
  • No uses NUNCA el móvil cuando estés enfadada
  • No digas nada que no dirías delante de los padres de la persona a la que hablas
  • Si tienes alguna pregunta sobre algo, házsela a una persona, no a una máquina. Preferiblemente a nosotros
  • No eres una maleducada; no permitas que el móvil cambie eso
  • No envíes ni recibas fotos de tus partes íntimas ni de las de otra persona
  • No hace falta hacer millones de fotos y vídeos
  • Deja el teléfono en casa de vez en cuando
  • Descarga música que te guste y que sea distinta
  • Mira al mundo
  • Estamos aprendiendo cada día, igual que tú. Vamos contigo

Normas para aspectos específicos

Tal vez os parezca interesante concretar otros aspectos que consideráis
merezcan tratarlos de forma más específica:

  • Normas básicas para navegar por Internet
  • Normas básicas sobre fotos o videos
  • Normas sobre mensajes y chats
  • Normas sobre tus perfiles en redes sociales
  • Normas para jugar a videojuegos
  • Normas para la descargas de aplicaciones

Para finalizar, incluimos los 4 puntos que nos parecían más importantes:

  • El tiempo que puedes usar el móvil cada día es LIMITADO
  • SIEMPRE piensa antes de publicar
  • NUNCA compartas tus datos personales
  • Si alguien o algo de lo que ves en tu móvil te preocupa HABLA con nosotros

Os dejo el contrato que nosotros hicimos para nuestra hija nº1 por si os sirve. Aviso, es un pelín extenso:

contrato uso smartphone
Pincha en la imagen para la descarga

Si buscáis en internet podéis encontrar muchos modelos que os puedan ayudar a confeccionar el vuestro.

Este modelo de contrato de la Fundación ANAR recoge algo importante sobre la descarga en el smartphone de un control parental que nosotros no contemplamos porque ya lo teníamos para todos los dispositivos. El de nuestra hija nº2 tendrá una clausula más 😮

El hecho de que exista un contrato no hace que todo sea perfecto y que, en ocasiones, no se incumplan las normas que en él aparecen. O por lo menos en nuestro caso, a veces se incumplen. Pero en mi opinión, tener un documento al que remitirnos cuando su comportamiento no es el adecuado, hace que juntos pongamos el foco en la solución.


Nosotros nos equivocamos todos los días y ellos también cometerán errores. No pasa nada. Nos sentaremos, hablaremos, se valorarán las consecuencias y volveremos a empezar. Estamos aprendiendo juntos.


Actualización 11.12.19: Ante la demanda de un documento algo más ligero os dejo este modelo mucho más sencillo para que, una vez negociado el acuerdo, ell@s mism@s cumplimenten los aspectos básicos a los que se van a comprometer para hacer un uso adecuado.

contrato-para-el-buen-uso-del-móvil

No Comments

Post A Comment