Internet ¿qué supone en nuestras vidas?

Internet en el mundo

Internet ¿qué supone en nuestras vidas?

Hoy es el Día Mundial de Internet.  El 17 de mayo fue el día solicitado a la ONU por la Asociación de Usuarios de Internet, entidad española sin ánimo de lucro encargada de proteger los derechos de los usuarios de Internet, y desde el año 2006 se celebra internacionalmente este día como el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

Tal vez a ti como a mí te parezca que esto de los días internacionales está muy manido, pero tratándose de un día con el que se pretende contribuir a la difusión de la importancia de Internet y de su acceso, así como las posibilidades que pueden ofrecer las tecnologías de la información y de la comunicación, bien merece una reflexión.   

Día Mundial de Internet ¿estás conectado?

O mejor dicho ¿te acuerdas cuándo fue la última vez que estuviste desconectado? Yo desde hace muchos días, semanas creo. Y es que, tanto si eres defensor como detractor de la red, seguro que estás conmigo en que la vida nos ha cambiado mucho y que actualmente pasar un día sin conectarse a internet es poco probable por no decir imposible, salvo que sea por un problema de conectividad ajeno a nuestros deseos.

En esta sociedad híper-conectada en la que vivimos, sin entrar a valorar las ventajas y los inconvenientes, nos informamos, aprendemos, gestionamos servicios, nos comunicamos, compramos, trabajamos… y lo hacemos todo, o casi todo, a través de Internet.

Evolución de Internet

¿No te parece que Internet ha estado toda la vida? En realidad para la mayoría de nosotros, casi toda la vida, y si no lo ha estado, nos acostumbramos tan rápido a todas las comodidades y ventajas que nos ofrecía que lo anterior nos parece de otra época.

La World Wide Web

Si nos remontamos a los orígenes de Internet como primera red interconectada entre las universidades de UCLA y Standford tendríamos que irnos más o menos 50 años atrás. Pero aquí a pie de calle, cuando hablamos de Internet y de accesibilidad real de la población, nos referimos al nacimiento de la famosa World Wide Web (WWW).

El “invento” consistió en un sistema por el que un usuario, mediante un navegador, puede ver sitios web que contienen imágenes, textos, contenidos multimedia… y navegar a través de esas páginas utilizando hiperenlaces. Han pasado 30 años desde que Tim Berners-Lee ideó las líneas maestras de lo que hoy concebimos como Internet.

Web 2.0

Al principio la información solo corría de forma unidireccional. Las marcas creaban webs donde exponían las virtudes de sus productos. Luego surgen los foros, redes sociales, blogs, chats,.. y los usuarios, hasta ahora meros consumidores de información, se  convierten en creadores, generan contenido y comparten opinión; es lo que llamamos la web 2.0 y con ella ya entramos en los años 2.000, llegando a millones de usuarios en todo el mundo.

Web 3.0

No hay que esperar mucho para dar un paso más en  la web y llegar a la web 3.0, tal y como se conoce hoy. Una versión mejorada, una evolución del uso y de la interacción con las personas, donde la inteligencia artificial, la web semántica, los sistemas de geolocalización… facilitan extender la colaboración, la co-creación, la comunicación… a más personas y darle un sentido más humano.

¿Y la web 4.0? De esta todavía se me escapan cosas así que os invito a investigar en Xataca.

Internet en el mundo

Según el último informe de tendencias digitales Digital 2019 realizado por Hootsuite y Wearesocial, en el mundo hay casi 4.400 millones de usuarios de Internet. Hay que alegrarse porque todas estas personas, gracias a la red, tenemos acceso a muchas oportunidades pero ¿qué pasa con el resto de la población? Después de 30 años de Internet casi la mitad de la población mundial no está conectada, y la brecha digital por países, mucho más dramática que la brecha generacional, aumenta significativamente las diferencias que ya existían.    

Datos del Informe Digital 2019

En España, aunque hay muchas zonas sin conectividad, fundamentalmente en entornos rurales (que creo debería ser un tema a acometer y solucionar de forma prioritaria por el Gobierno), lo cierto es que 43 millones de españoles tienen acceso a Internet, 4 más que en el año 2018, y un 117% cuentan con una línea móvil, es decir que hay más móviles que personas.

Datos de penetración de Internet. Informe Hootsuite y Wearesocial.

La penetración de la red en España es de un 94% pero la revolución de Internet todavía no ha llegado a la mitad de medio mundo. Con esta desconexión hablamos de la falta de acceso a cosas de tanta actualidad para nosotros como las redes sociales, las aplicaciones, big data, inteligencia artificial… pero lo que a mi más me preocupa de esta desigualdad es que la mitad de la población no tiene acceso a información, a conocimiento, a posibilidades de aprendizaje en línea, a comunicación, a trabajo colaborativo…

Es difícil reflexionar sobre esto cuando en muchos de estos lugares donde no hay posibilidad de conexión, tampoco tienen agua o alimentos, pero en mi opinión urge garantizar una Internet que impulse la igualdad y las oportunidades para todos.  También creo, como dice en este artículo el divulgador económico Marc Vidal, que Internet podría ser una herramienta clave en la búsqueda del equilibrio mundial.

Internet en la familia

Yo empecé a funcionar con Internet de forma habitual en mi primer trabajo, recién inaugurado el S.XXI, con el sistema operativo Linux. Previamente, durante la carrera, hacía alguna búsqueda de información de forma puntual, pero el ordenador lo utilizaba fundamentalmente para realizar trabajos o jugar a videojuegos, no para navegar porque tampoco había mucho “mar” por donde hacerlo. Les cuento a mis hijas y no se terminan de creer lo que había, o mejor dicho, lo que no había, es decir, casi nada. Hoy, en mi trabajo del día a día, como en el de muchas personas, no puedo pasar sin Internet.

Internet ha cambiado la vida de las familias.

Algunos de vosotros pensaréis que antes, sin tanta conexión, estábamos mejor y no os quito parte de razón, pero Internet está aquí, y en general debemos alegrarnos de que esté. Tratemos desde las familias de hacer y de inculcar en nuestros hijos un uso adecuado para sacarle chispas a las ventajas y ser conscientes de los inconvenientes, para así tener las herramientas para afrontarlos.

Fans de Internet

Tengo dos amigas fans de Internet por lo que ha supuesto en sus vidas. Gracias a la red tienen unas preciosas familias así que ¿cómo no van a ser sus mayores fans?

Mónica conoció a su marido en una página web de contactos.

  • Ahora hay muchas y muy diversas plataformas donde poder conocer gente según perfiles súper exhaustivos, ya tengan datos ciertos o no :). En la época en la que mi amiga se lanzó a esta aventura no estaba tan profesionalizado el tema. Ni siquiera nos lo dijo a las amigas. De hecho, yo me enteré de cómo se habían conocido después de la boda y su primer hijo. Cada año, celebran el aniversario dos veces: uno en la fecha de su matrimonio y otro hoy, día de Internet.   

Mi amiga Rosa, también cuenta que Internet le cambió la vida.

  • Internet fue fundamental para lograr la adopción de sus dos hijos en Rusia. Gracias a Internet se informó e hizo todos los trámites. La mayor parte del papeleo fue on-line: formularios, plantillas, mails… y gracias a esto pudo agilizarse todo el proceso y tener a sus dos polluelos muy pronto en casa. Rosa y sus hijos siguen en contacto con familias con las que mantuvo relación en aquel momento. Amigos con los que mantiene vínculos a través de la red y que acercan a sus hijos las raíces del país donde nacieron.

Madres y padres nos quejamos del uso excesivo que nuestros hij@s hacen a veces de Internet. También nosotros estamos excesivamente conectados a menudo. Cuando nos damos cuenta de ello tenemos cierta sensación de culpabilidad y de no ser el mejor modelo para nuestros hijos. Consideramos que Internet no solo no nos une sino que además suele ser fuente de conflictos en la familia. Son muchas las preocupaciones que nos generan los riesgos a los que nuestros hijos se enfrentan en Internet… Y con todo, sin duda alguna, Internet, adoptando las precauciones necesarias y haciendo un uso responsable de la red, es una herramienta mágica y muy poderosa con la que tenemos que saber convivir.

2 Comments
  • Nat
    Posted at 10:23h, 22 septiembre Responder

    ¿Qué haríamos sin internet? Es una gran pregunta que tiene una fácil respuesta, lo mismo que hacíamos antes. No lo conoceríamos pero eso sí, nos perderíamos un montón de cosas… información, oportunidades, etc.
    Un uso responsable de este submundo es fundamental pero ya no solo para jóvenes, también para nosotros, los adultos. Y sobre todo, creo que debemos dar ejemplo a los nuestros para luego poder pedir que ellos hagan lo mismo.
    Me gusta mucho esta web, te hace reflexionar sobre el día a día y uso que hacemos de las nuevas tecnologías ¡Enhorabuena!

    • Sonia Ledesma
      Posted at 12:31h, 22 septiembre Responder

      Muchísimas gracias por tu lectura y tu comentario. Me da mucha alegría saber que os gusta lo que escribo, es un estímulo para seguir. Un abrazo.

Post A Comment