Lo que necesitas saber sobre Netiqueta

NETiqueta normas en internet

Lo que necesitas saber sobre Netiqueta

¿Qué es y para qué sirve la NETiqueta?

La NETiqueta es el conjunto de normas de comportamiento recomendables para usar en el entorno virtual. Igual que existe un protocolo en los encuentros físicos con personas, también hay formas de actuación correctas y aceptadas por los usuarios cuando el encuentro es electrónico.

Las normas de la NETiqueta regulan las diferentes formas de interacción que existen en Internet. Correo electrónico, foros, redes sociales, blogs, páginas web, videojuegos online, todas las aplicaciones… En todos estos espacios se precisan de unas reglas de comunicación que faciliten la convivencia saludable en la red para evitar conflictos que afecten a los usuarios.  En algunos casos las normas son específicas para la comunidad, la herramienta o el servicio concreto: web, facebbok, twitter, correo electrónico…

Video resumen de “NETiqueta” según Pantallas Amigas

El “anonimato” que proporciona la interacción electrónica puede generar cierta desinhibición y no se nos debe olvidar que, aunque existe una herramienta intermediaria de la relación, al otro lado hay una persona. La comunicación que se establece es entre personas y por lo tanto el comportamiento se debe cuidar con la misma atención como si lo hiciéramos cara a cara.

¿Cómo surge la necesidad de la NETiqueta?

No me voy a remontar a los inicios de internet allá en los 60 pero sí a los años 90, cuando surge World Wide Web (www.) y se produce la explosión y el acceso popular a internet. Es entonces cuando internet ya no es sólo un macro almacén de datos sino que los usuarios empezaban a participar y se inician sistemas de comunicación y de discusión. ¿He dicho discusión? Pues eso, que como en la vida misma, hay personas que utilizaban la discusión de forma adecuada y pacífica, y otras que usaban este medio para descargar insultos, comentarios negativos o irrespetuosos, declaraciones ofensivas… Recuerdo que Internet es un fenómeno global donde conviven ciudadanos de diferentes países, con educación, culturas y costumbres diversas.  

Es entonces cuando se hace evidente la necesidad de aplicar unas reglas de urbanidad que garanticen el respeto en las comunicaciones virtuales. Así, impulsado por los propios usuarios, surge la NETiqueta que, Sally Hambridge, una directiva de Intel, pone por primera vez sobre el papel en 1995, en Netiquette Guidelines (Network Working Group). Esta guía base no es rígida sino que las normas se van adaptando a los diferentes sistemas y comunidades, ajustándolas a sus necesidades, pero partiendo de unos mínimos cívicos.

Inteligencia emocional y NETiqueta

Aplicando inteligencia emocional a la NETiqueta podríamos hablar de desarrollo de la competencia social en el entorno virtual. Cómo nos relacionamos con los demás es clave. Somos una sociedad y ahora más que nunca, una sociedad digital. Somos observadores y hacedores individuales pero también colectivos en la realidad que nos rodea. Interpretamos en función de cómo nos sentimos y nos sentimos según interpretamos. Pensamientos y juicios definen nuestras emociones. En este sentido, si somos conscientes de que somos parte de un sistema, Internet, y valoramos que todos los integrantes configuramos ese sistema, será más fácil que podamos estar abiertos a otras ideas, opiniones, formas de actuar… Con la NETiqueta se dan pautas para que el sistema no resulte dañado y para que también sea más sostenible emocionalmente.

Las normas que se recogen en la NETiqueta son los mínimos básicos. Trabajando el desarrollo de habilidades emocionales como la empatía, la asertividad, el feedback constructivo… ya estaremos desarrollando esas competencias para trasladar a la red. Por ejemplo, si entendemos que el lenguaje verbal y no verbal es importante para establecer relaciones personales saludables, habría que aplicar esas pautas de comunicación a internet; en el caso del lenguaje no verbal usando emoticonos que expresen las emociones.

Y para resumir este apartado…

La NETiqueta definida por la que fuera una gran experta en educación emocional, mi madre:

“Trata a los demás como te gusta que te traten a ti”

¿Cómo trabajar la NETiqueta con nuestros hijos?

Pues como decía mi madre pero donde ellos se mueven, en Internet. Trasladando las buenas formas al ámbito online para que así dispongan de herramientas para la ciudadanía digital. Esto implica que les demos información acerca de la importancia de su seguridad y privacidad. Si no son conscientes de que subir una imagen propia comprometida a una red social puede tener consecuencias importantes, no valorarán tampoco las consecuencias de subir una de otra persona.

El respeto a las personas (eso que hay al otro lado de un ordenador, de una tablet, o de un smartphone) es la la máxima de la NETiqueta. Esto no implica que se diga “amén” a todo lo que digan los demás para respetar el código de buena conducta y evitar el conflicto. Aquí nuestro trabajo como padres pasa por ayudarles a defender sus opiniones y derechos, a decir que no (a pesar del poder del grupo), a tener criterios propios… desde el respeto a los demás y atendiendo a la diversidad de pensamientos. Si nuestros hijos conocen y trabajan la NETiqueta en sus relaciones virtuales, además de ser aceptado y valorado en sus comunidades virtuales, facilitará una reciprocidad con aquellos con los que interactúe y sus relaciones serán más ricas y saludables. En el mundo físico es difícil que ofreciendo sonrisas nos contesten a gritos, y si ocurre, el interlocutor necesita ayuda. En Internet funciona parecido.

Normas básicas de la NETiqueta para los más jóvenes

Se pueden desarrollar hasta el infinito pero para que puedas conversar con tus hijos acerca de los comportamientos deseables que deben ajustar a internet, te propongo 3 bloques:

Respeto a los demás

  • Exprésate de forma positiva
  • Nunca insultes, dañes o humilles a otras personas
  • Da tu opinión, siempre y cuando lo hagas de forma correcta
  • Antes de publicar una crítica, cuenta hasta 10, toma perspectiva y valora si es constructiva. Si no, no la hagas
  • No hagas SPAM. Evita las cadenas de mensajes
  • No abuses si te encuentras en una situación de poder
  • Respeta horarios y así también respetarán los tuyos

Privacidad

  • No etiquetes a nadie sin permiso
  • No des información de otros. Las fotos y videos también son información
  • Ofrece a tus contactos tu criterio de privacidad para que puedan respetarlo
  • La información que te llega de forma privada es eso, privada. No la difundas

Claridad y coherencia

  • Escribe de forma clara para no dar lugar a interpretaciones equivocadas. La comunicación virtual es más difícil que la física porque no se perciben aspectos como el tono, el lenguaje corporal, los gestos…
  • Utiliza símbolos o emoticonos para expresar el tono, los sentimientos…
  • Cuida la ortografía y la gramática, por favor
  • Escribir en mayúsculas es gritar en el lenguaje digital. Tenlo presente
  • ¿Sabes en qué medio, red, espacio… estás actuando? puede que tenga normas específicas
  • Se creativ@. Que tu contenido sea propio e interesante
  • Todos nos equivocamos y tú también. Si alguien de tu entorno virtual lo hace, calma, sé conciliador, nunca actúes de manera inmediata

Recursos sobre Netiqueta

En esta página de Pantallas Amigas se explica de forma muy fácil y didáctica, incluso para los más pequeños, la importancia de la NETiqueta en las redes sociales. No hace falta esperar a que tengan móvil o estén en redes sociales para informarles de que las normas de convivencia y el respeto a los demás es igual de válido en Internet que en el medio físico.

Y si te interesa saber más te recomiendo seguir a Mar Castro. Te dejo una de sus conferencias TED donde habla de personas, de comunicación y de emociones en el entorno virtual:

Mar Castro – Marzo del 2018. Conferencias TED

Después de haber leído este artículo has podido comprobar que tú ya sabías mucho de NETiqueta. Hay veces que en el entorno digital encontramos barreras, están ahí y nos toca ponernos un poco al día. Otras veces no están, nos las imaginamos. Nuestras creencias del tipo “No sé nada sobre redes sociales” nos limitan, y me atrevo a decir que de lo importante sabes mucho más que ellos. Sigamos ahí.

No hay comentarios

Publicar comentario