Los Grupos de WhatsApp, ecosistemas a explorar

grupos whatsapp

Los Grupos de WhatsApp, ecosistemas a explorar

Para mí los grupos de WhatsApp son “ecosistemas mini” donde los organismos interdependientes somos los integrantes, con nuestro historial genético (y el aprendido), y el hábitat que compartimos es la conocida aplicación WhatsApp.

La reactivación de los grupos de WhatsApp con la vuelta al cole

Con la vuelta al cole y el inicio del nuevo curso también han vuelto los grupos de Whatsapp de madres/padres, de equipos de balonmano/baloncesto/futbol, de cumpleaños y de regalos para los que celebran el cumpleaños. Estos grupos se suman a otros que mantienes durante todo el año, y algunos que llevan ahí muuuuuuchos años, son ecosistemas de toda la vida.

Hay ecosistemas para todos los gustos y en ellos habitan especies diversas. Está el grupo de Whatsapp de Amig@s de siempre, y el de Amig@s de hace poco, el de Compañer@s del Cole, y el de Colegas del Trabajo, el grupo de los de Spinning, el de Paella Verano y el de la Asociación Tralalá y el de la Comunidad Trololó… y si hablamos de familia tenemos el de Primos, el de Big Family, el de Casa Rural 2019, el de Cena de Navidad…

Tal vez te pase como a mí y no sepas decir a la primera (y sin mirar el móvil claro) en cuántos ecosistemas de whatsapp sobrevives. En todos los grupos de whastapp en los que estoy quiero estar y me parecen útiles en un momento dado, muchos sobre todo en su origen, pero creo que es importante cuidar su gestión y a veces puede resultar difícil.

Me parece tal locura la cantidad de información, no siempre valiosa, que se genera en muchos de los grupos en los que me encuentro que desde hace tiempo decidí silenciarlos y dedicar un tiempo concreto en el día a leerlos. Es decir, si tú estás conmigo en un grupo de Whatsapp has de saber que mi lectura de lo que ahí se dice no es inmediata. No es desinterés, es organización laboral. Evito tener más fuentes de distracción de las que surgen espontáneamente, y ésta sí puedo controlarla.

Whatsapp, la aplicación más usada

Whatsapp es una de las aplicaciones más usadas a nivel mundial, mueve 1.500 millones de usuarios al mes. En España, según el Estudio Anual de Redes Sociales 2019 de IAB.Spain es la red social con más usuarios y además, se posiciona como la mejor valorada

Uso de redes sociales en 2019, en España. Por IAB Spain

No voy a entrar en las grandes cifras que mueve esta aplicación. Sí en la utilidad de la herramienta y en una de las funciones más usadas de la aplicación, la de hacer grupos. Es una de las grandes ventajas de esta red social que en parte justifica el gran volumen de personas que cada día nos comunicamos a través de esta plataforma.

Un grupo o ecosistema de WhatsApp es muy fácil de hacer y facilita la conexión con varias personas a la vez, y además, lo hace en tiempo real. Hasta aquí solo le veo ventajas. Pero no es oro todo lo que reluce. Lo que en principio debiera agilizar la comunicación por llegar a más personas de forma inmediata, puede convertirse en un verdadero obstáculo para la misma y que nos ahoguemos en un mar de notificaciones. ¡Y de conversaciones cruzadas! sobre todo en los grupos muy numerosos, hasta un máximo de 256 participantes puede haber en un grupo de whatsapp. Si no cumplimos ciertas reglas, las comunicaciones grupales se pueden convertir en auténticos campos de batalla virtuales y algunos especímenes pueden canibalizarse. 

Reglas de comportamiento a seguir en los grupos de WhatsApp  

Al igual que en el mundo físico mantenemos ciertas reglas de comportamiento a la hora de relacionarnos, en las redes sociales virtuales también es necesario tener en cuenta normas que ayudan a la comunicación en ese medio.

El principal escollo que nos encontramos cuando nos relacionamos en el medio digital es la falta de información que no podemos obtener de nuestros interlocutores. En una conversación cara a cara la expresión, el tono, los gestos y movimientos corporales, la mirada… nos aporta muchos datos que en las virtuales nos perdemos. Esta falta de información genera mayor subjetividad y por lo tanto favorece interpretaciones erróneas del mensaje.

Si eres usuario de WhatsApp y perteneces a grupos te recomiendo que tengas presente estas Normas básicas a cumplir en los grupos de whatsapp. Te ayudarán a mantener conversaciones grupales saludables o si lo prefieres, a desaparecer de ellas 😉

Grupos de Whatsapp de madres y algún padre

Iba a titular el apartado como “Grupos de WhatsApp de madres y padres” por aquello del lenguaje inclusivo, pero lo he cambiado por uno más realista a día de hoy.

Como no podía ser de otra forma, también tengo un grupo de whatsapp de madres y padres. Es el chat de la clase de mi hija nº2, se creó hace años y siempre ha funcionado muy bien. Avisos, alguna incidencia, documentación sobre la clase, sobre el centro, sobre la Apyma… y sí, también algún que otro olvido de la tarea en clase o de la sudadera en el patio, pero nada relevante. Nunca he leído un chisme, una mala contestación o una crítica a los docentes en un grupo con 26 madres y 5 padres. Si, es un ecosistema saludable y me gusta. 

Grupos de whatsapp que dan la risa

Se habla mucho de los grupos de whatsapp de madres, incluso se llega a parodiar, como en la peli “Padre no hay más que uno”:

Seguro que también habéis leído alguna anécdota divertida o alguna dramatización con la que habéis identificado situaciones vividas en vuestro grupo de 3ºB o 6ºA.

Yo me he reconocido en varias. Sobre todo en esos “que se mejore” tan habituales cuando se dice que alguien está malito (jajajaja).  Os comparto esta de @noesporpresumir con la que me reí hasta hartar y que se hizo tan viral que su autor siguió con la temática y publicó un libro a los meses.

Grupos de whatsapp que no hacen tanta gracia

Pero lo cierto es que no siempre tiene gracia y podemos reírnos. Muchos de los grupos de madres y padres se usan como herramienta de relación cordial entre padres y de fuente de información. Pero otros pueden llegar a convertirse en las agendas de los hijos. En estos grupos se ponen de manifiesto conductas de sobreprotección que, lejos de facilitarles el camino, les dificulta el desarrollo de su autonomía y de su sentido de la responsabilidad.

¿Se nos ha ido de las manos el rol de mujeres orquesta? Padres helicóptero, madres bocadillo, padres manager o  madres quitanieves… Todos estos nuevos sobrenombres tienen que ver con la excesiva protección que ahora ejercemos los padres y cuyos resultados ya están analizando los expertos. Os dejo un video de Aprendemos Juntos donde la psicóloga Maribel Martínez habla de ello:

Una de las entrevistas a expertos de la campaña Aprendemos Juntos de BBVA y El País.

Otra circunstancia que parece ser bastante habitual en los grupos de WhatsApp de padres y madres y que se viene denunciando, es la utilización de este medio para criticar, insultar o difamar a profesores o a otros padres y madres. Desde ANPE, Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza, proponen este decálogo para un buen uso del grupo de Whatsapp de padres y madres.

Niños y adolescentes en Grupos de Whatsapp

Este es un ecosistema que como padres tenemos el deber de explorar sí o sí. Sobre todo cuando nuestr@s hij@s están iniciándose en el uso del whatsapp o cualquier otra red o aplicación de mensajería virtual. Muchas veces lo que nos pasa con esta red social, y así me lo confirmáis en las formaciones de familias, es que al estar tan extendida, la tenemos interiorizada como una forma en la que nos comunicamos con nuestros contactos cercanos. Y si entre nuestros contactos no hay extraños, no hay peligros.

No prestamos atención y yo creo que sí debemos hacerlo:

  • La supervisión del uso que nuestr@s jóvenes hacen del whatsapp, no debe finalizar cuando nos aseguramos de que en su agenda sólo tienen contactos de confianza. Primero, porque el volumen de “amigos” que ell@s tienen en redes es imposible de controlar; segundo, porque hay muchas consecuencias que pueden sufrir o causar si no tienen las herramientas necesarias para relacionarse en el mundo virtual. Y adquirirlas requiere de un aprendizaje.  
  • Los padres debemos supervisar los grupos de whatsapp que nuestros hijos crean y lo que allí se dice. Pueden resultar ecosistemas muy dañinos si no se toman precauciones: Hacen grupos de amig@s cerrados sin tener en cuenta cómo se siente esa persona, también amiga, que dejan fuera; hacen minigrupos clandestinos de esos grupos; dicen cosas que no dirían en el cara a cara por la necesidad de encajar en el grupo; mandan imágenes o videos que vulneran su privacidad o la de otros porque no son capaces de medir las consecuencias; …

En definitiva, muchos niñ@s/adolescentes que se inician en el uso del móvil no conocen o no siguen las normas para un comportamiento adecuado en las redes. Incluso en ocasiones esas malas formas se llevan a cabo desde los terminales de las madres o padres, porque ell@s no tienen dispositivo propio. Nosotros debemos estar vigilantes y guiar a nuestros hij@s en el uso de la Netiqueta para que vayan ajustando ese comportamiento. Pero no me quiero extender más porque este tema da para otro artículo así que lo dejo para otra ocasión.

Jamás había imaginado traer el símil de los ecosistemas al mundo de los grupos de whatsapp. ¿Qué tiene de eco algo tan digital? Si hablamos de medio natural nada, está claro. Pero me parecía bastante ajustada la forma de funcionamiento. Al igual que los ecosistemas necesitan de relaciones adecuadas entre sus especies y recursos para que se mantengan, en los grupos de whatsapp se hace necesario cuidar la comunicación en él y la relación entre sus integrantes para asegurar una convivencia saludable.

No Comments

Post A Comment