Planes familiares con hijos: mucho mejor si los preparamos juntos.

Planes con hijos

Planes familiares con hijos: mucho mejor si los preparamos juntos.

Se acercan festivos, puentes, vacaciones navideñas… y empezamos a pensar en posibles planes familiares y disfrutar juntos del tiempo de ocio. No de todo el tiempo de ocio, que no quiero parecer alguien que no soy, como malamadre necesito de mi espacio individual tanto como el resto de los miembros de mi familia necesitan de mi distancia y de su autonomía, y en el caso de mis hijas, por su edad, de mantener alternancia distancia/cercanía con ambos padres. Soy de la opinión que igual de importante es darles su espacio como disfrutar mucho del tiempo que pasemos juntas.

Planes familiares para todos los gustos

A las madres nos gusta hacer planes familiares que gusten a nuestros hijos por dos razones fundamentalmente: somos madres/padres y queremos que nuestros hijos disfruten, lo pasen bien y sean felices, y somos seres pensantes y sabemos que si disfrutan, lo pasan bien y son felices, nosotros también disfrutaremos más de los planes y seremos más felices.

Encuentra planes para hacer en webs de ocio en familia

La inspiración muchas veces puede llegar de Internet. Además de las webs de ayuntamientos que suelen publicar la agenda de actividades con planes familiares para hijos e hijas de diferentes edades, podemos encontrar páginas con muchas ideas y planes como juntines.com o blogs como Mamá tiene un plan, Familias activas, Familias en rutaque ofrecen grandes ideas de qué hacer con niños y no tan niños, lugares que visitar en familia, rutas y excursiones, áreas recreativas chulas a las que ir a pasar el día…

Cuenta con ellos para crear los planes

Además de Internet para las ideas, os propongo implicarles a ellos en la planificación y organización de la actividad. Si se sienten partícipes de la inspiración y de la toma de decisión de hacer ese plan, la motivación va a ser mayor y a mayor motivación, mayores probabilidades de éxito.

Partiendo de esta base, y en función de la edad de las criaturas, creo que invertir un poco de tiempo en la organización del plan para que sea de su gusto, es una gran inversión. No se trata de ir siempre a los columpios o al parque de atracciones porque es lo que les gusta a ellos, sobre todo si a nosotros nos aburre soberanamente. Mi idea es aplicar un poco de marketing familiar. Con un poco de visión y creatividad podemos darle diferentes puntillos al mismo plan para que  cada uno vea cubierto su interés concreto dentro del plan conjunto. Y para ello nos podemos ayudar de la tecnología, algo que sin duda a ell@s les va a interesar. Y a nosotros también.

Alternativas de ocio a la tecnología

Como defiendo en este blog, somos una sociedad digital que vivimos en hogares digitales. Cuando nuestros hijos tienen más tiempo libre, es normal que quieran más “vicios” y los digitales les resultan muy atractivos y además, muy accesibles. Viven en un mundo lleno de aparatos y dispositivos digitales. Su vida virtual es tan activa que, como madres y padres es habitual e inevitable que a veces nos preocupemos sobre el uso que niños y jóvenes hacen de la tecnología.

¿Demasiado tiempo en Internet, con la Play, con las redes sociales…? ¿No será que ese uso del Fornite se está convirtiendo en un abuso? ¿Tal vez le da demasiada importancia a los “likes” de la foto que ha subido a Instagram? Leemos sobre riesgos de adicciones a las tecnologías y madres y padres empezamos a darle vueltas a posibles alternativas de ocio que les separe, aunque sea de forma temporal, de los aludidos aparatos.

En el día a día además del colegio y nuestra vida familiar, más extraescolares, deportes, cumpleaños, tareas… no disponemos de mucho tiempo extra fuera de las rutinas. Pero cuando llega el fin de semana, festivos, puentes, periodos vacacionales…se hace necesario que seamos más creativos.

Hacer planes en familia en los que todos disfrutemos

Organizar viajes, escapadas, visitas… en familia y con ayuda de tecnología

Da igual que sea una excursión de tarde, una salida al monte de un día, un finde largo en la capital o un viaje escapada de turisteo cercano o lejano… Si el objetivo del plan familiar es fomentar un ocio creativo, saludable y participativo, me parece imprescindible ofrecer recursos a nuestras hijas e hijos para que les interese el plan, se impliquen y entonces disfrutarán más del plan, y de su preparación.

¿Y cómo? Con tecnología.

Una de las mayores ventajas de la revolución tecnológica es el acceso a la información. También tiene inconvenientes porque es tanta la disponible que hay que desarrollar habilidades para una adecuada navegación, búsqueda y filtrado de contenidos y no perdernos en océanos virtuales de información, unas veces cierta, fiable y de calidad y otras veces, errónea, inexacta o incluso malintencionada. En muchos centros educativos trabajan destrezas para discriminar contenidos de calidad, fuentes autorizadas, páginas reconocidas… para desarrollar competencias digitales necesarias para el desarrollo informacional y educativo de nuestros hijos, y que desde las familias podemos apoyar. ¿Cómo? Por ejemplo, organizando planes familiares.  

Conocemos mucho a nuestros hijos, mucho y bien.

Llevamos muchos años observando su respuesta ante los diferentes estímulos que se suceden en la familia. ¿Clarividencia? No, solo recopilación de experiencias. Para llegar a un buen plan familiar hagamos preguntas que susciten su interés y que motiven su participación:

¿Dónde vamos? ¿tenemos alguna idea previa? ¿Qué podemos hacer allí? ¿Qué tiempo vamos a tener? ¿Campo, pueblito, ciudad, concierto, exposición…? ¿Qué es lo que nos gustaría descubrir allí? ¿qué plantas y bichitos encontraremos en la zona? ¿qué vamos a ver en ese museo? ¿hay algún producto típico de la zona? ¿vamos a practicar algún deporte? ¿se pueden comer las castañas que encontremos? ¿por qué es famosa esa playa? ¿algún personaje famoso? ¿qué sabemos de su historia, de su geografía, de su clima, de sus gentes…? ¿qué ropa debemos llevar? ¿en qué medio de transporte vamos a ir?…

Secuencia de imágenes de una escapada familiar a Berlín que preparamos entre todos.

Investigar para dar respuesta a su curiosidad

Las preguntas, adaptadas a cada edad e interés, también serán más cerradas o abiertas. Mientras que con los más pequeños deberemos ser nosotros los que guiemos sus búsquedas y ofrecerles los sitios donde puedan tener las respuestas a sus preguntas, a los mayores podremos darles más libertad en su navegación.

  • Utilizar buscadores adecuados a la edad
  • Páginas oficiales relacionadas con el plan familiar: museo, sala de exposiciones,  centro de interpretación de la zona natural…
  • Webs institucionales de las ciudades, localidades, paisajes naturales…
  • Wikis educativas
  • Blogs y redes sociales de viajes, de ocio familiar, de rutas… Observa si están actualizadas y si el contenido no resulta muy “comercial”
  • Google Earth para situarnos geográficamente
  • Google Maps es perfecto para calcular la ruta y para ubicar previamente sitios de interés que ya tengamos introducidos en el navegador para movernos luego in situ
  • Webs de revistas especializadas de viajes, de naturaleza, de gastronomía, de historia…

Importante NO olvidar el OBJETIVO: plan familiar interesante para todos. Una cosa es intentar generar su curiosidad e interés y otra cosa es que les propongamos desarrollar un informe en toda regla. Plan de ocio. Seguro que el aprendizaje que se genere de la experiencia será mucho más significativo pero es fundamental tener el foco claro: pasarlo bien en familia. Hemos dicho que conocemos a nuestros hijos, lancemos el anzuelo de su curiosidad, asignemos a cada miembro un rol, démosles una tarea “importante” y recojamos una reflexión conjunta de lo averiguado por cada uno. Organicemos juntos el plan y salgamos a disfrutarlo. Y a sorprendernos!!

No Comments

Post A Comment